0034600550132 info@mkcheck.com
Pirámide de Maslow Online
5 (100%) 4 votes

La Pirámide de Maslow puede extrapolarse hasta nuestros días para conocer cuáles son las necesidades que tenemos al enfrentarnos a un proyecto online.

Seguro que has oído alguna vez hablar de la Pirámide de Maslow o quizás te suene de cuando estudiabas en el instituto. La Pirámide que Maslow nos enseñó a mediados del siglo pasado hace referencia a una jerarquía de necesidades que el ser humano tiene que satisfacer siguiendo una estructura piramidal.

Así, en la base se encuentran las necesidades fisiológicas, encima las necesidades de seguridad, después las necesidades sociales, las de reconocimiento y, finalmente, en los más alto de la cúspide están las necesidades de autorrealización.

Maslow afirmaba en su obra ‘Motivación y personalidad’ que únicamente si una persona satisfacía sus necesidades más básicas, podía aspirar a las necesidades del siguiente nivel y así hasta alcanzar la meta de la autorrealización o autosuperación, aunque parece ser que esto es algo que muy pocos consiguen.

Igual que existen unas necesidades primarias en la Pirámide de Maslow, actualmente también hay necesidades que hay que satisfacer, una serie de pasos a seguir, para alcanzar nuestros objetivos en un proyecto online, ya sea una página web corporativa, un eCommerce o cualquier otro sitio en la red dedicado a la venta directa o indirecta de productos o servicios.

La Pirámida de Maslow vendría a ser en este sentido algo así como nuestro Plan de Empresa, la estrategia que nos guía para lograr los objetivos. ¿Y cuál es la base de nuestra particular pirámide? Precisamente, el Plan de Empresa en sí mismo, esto es, planificar los recursos y fijar las estrategias y las acciones que vamos implementar.

Vamos a hablar de dónde nos encontramos en estos momentos y hacia dónde queremos ir, y haremos un análisis DAFO para esclarecer cuáles son nuestras fortalezas y las oportunidades del mercado, así como las debilidades y las amenazas a las que nos enfrentamos en el mercado.

Después, el siguiente nivel de la pirámide sería comenzar a ejecutar las acciones que hemos ido trazando en nuestro plan. Estas acciones dependen de cada caso en particular. Por ejemplo, si somos una empresa que quiere lanzarse al espacio online por primera vez lo lógico es crear una página web, estudiar el diseño más adecuado y optimizar el sitio para que Google nos tenga en cuenta y sepa que aunque somos nuevos en internet, tenemos la intención de dar mucho juego.

Esto es ni más ni menos que hacer SEO, posicionar la web entre los primeros resultados de los principales buscadores. Dentro del posicionamiento SEO, y esto lo habrás escuchado mil veces, el contenido es el rey. La estrategia de contenidos es otro elemento clave en la ascensión de la pirámide.

Pero no vale cualquier contenido para, por un lado, mejorar nuestro SEO de cara a Google y, por otro, atraer clientes potenciales. Los contenidos que usamos para describir nuestros productos y servicios y los contenidos de nuestro blog deben ser cien por cien originales. Google penaliza el contenido duplicado, así que si copiamos Google se va a dar cuenta y nos va a castigar.

El SEO es una estrategia que llevamos a cabo para obtener resultados a medio y largo plazo, no es una estrategia válida para campañas puntuales o para lograr objetivos inmediatos. Para eso ya tenemos el SEM o publicidad a través de Google AdWords. Eso sí, los resultados que se consiguen a través de acciones SEO perduran más en el tiempo y, además, no le tenemos que pagar ni un euro a Google por hacer SEO.

Diseño web, SEO, estrategia de contenidos, SEM y, algo imprescindible en nuestro proyecto, las redes sociales. Las redes sociales se han convertido en una herramienta esencial para empresas. Un estupendo canal para llegar a nuestro público objetivo de un modo mucho más sencillo y rápido que por otras vías.

Hay que decidir coherentemente en qué redes sociales nos interesa estar y cómo vamos a actuar en cada una de ellas. Este trabajo es a priori, nunca debemos trabajar una estrategia Social Media sobre la marcha. Hasta tenemos que saber cómo actuar en caso de crisis.

Por último, en la cima de nuestra pirámide está el último eslabón del Plan de Empresa: la medición de resultados. Analizaremos continuamente si nuestras acciones dan los frutos esperados y si hay un retorno de la inversión. Recuerda bien que medir es tan importante como planificar.

Más información sobre Estrategias de Marketing.

Solicita información sobre tu estrategia de marketing.

5 + 9 =

¿Buscas algo?

En MKCheck queremos clientes para toda la vida.

Si tienes una valor diferencial en tu modelo de negocio, podremos crear una estrategia de marketing que se adapte a tu presupuesto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR